Resolución sobre la Movilidad de la Comunidad Universitaria de la URV con la Autoridad Territorial de la Movilidad (ATM)

23/11/2018

Resoluciones

VIGENTE

La Universidad Rovira i Virgili (URV) es la universidad pública de la provincia de Tarragona. Su particularidad es que se trata de una universidad descentralizada, debido a la distribución de los campus, facultades, escuelas y centros adscritos por toda la provincia. Esta división, entre otros, afecta directamente al transporte, pues la comunidad universitaria necesariamente debe desplazarse entre diferentes municipios, utilizando una tarjeta de la Autoridad Territorial de la Movilidad (ATM).

A pesar de ser una exigencia el desplazamiento para poder estudiar en la URV, el transporte público tiene una serie de carencias importantes. Para poder dar respuesta a estas carencias, la Comisión de Movilidad del Consejo de Estudiantes de la URV, realizó entre el pasado mes de mayo y en septiembre, medio millar de encuestas a sus estudiantes, para poder realizar un informe completo de la situación del transporte público.

El informe ha determinado lo siguiente:

  • El precio del transporte público es una barrera económica más para acceder a la universidad. El gasto en transporte público se debe afrontar desde el inicio de curso, cuando todavía los estudiantes no han recibido ningún tipo de beca de transporte o incluso, no saben si le será concebida. Se destaca que cerca del 60% de estudiantes encuestados no recibe ningún tipo de ayuda.
  • El sistema actual de becas no se adapta a las necesidades reales de los estudiantes, y conlleva un gasto mensual elevado. El informe ha determinado que el gasto en transporte público ATM supone un encarecimiento del 17% aproximadamente sobre la matrícula universitaria. Un dato significativo es que el hecho de llegar mediante el transporte público ATM, supone un incremento del 6% aproximadamente en el gasto anual.
  • La Universidad Rovira i Virgili realizó un Convenio de colaboración con la ATM para realizar una tarjeta URV con un 10% de descuento. Este descuento recae íntegramente en la URV, es decir, es quien aporta la pérdida de beneficios a la ATM. El estudiantado ha expresado en el informe el agradecimiento a este descuento, pero es muy insuficiente. Creemos que es necesario una negociación entre las instituciones que forman la ATM y la URV, para llegar en común a una reducción real y efectiva, cubierta por todos los organismos.
  • La tarjeta URV, bonificada con una reducción del 10%, sólo se puede comprar en la Estación de autobuses de Tarragona, así como su recarga. A pesar de estar presente la URV en otros municipios, toda la comunidad URV debe desplazarse hasta Tarragona para poder utilizarlo.

Además, cerca del 46% de encuestado, no conocían este servicio.

  • El hecho de ser un servicio esencial para la comunidad URV debería influir en la ATM, como cliente potencial de este servicio, pero el informe determina que a pesar de ser fundamental, las tarifas son excesivas (según el 96,2%), las conexiones no son del todo correctas, la frecuencia horaria es pésima en algunos casos y no hay paradas en puntos universitarios claves. En definitiva, el 61,6% de los usuarios valoran negativamente el servicio.
  • Desde el punto de vista medioambiental una rebaja considerable en las tarifas del ATM conseguiría mejorar el objetivo marcado por el Plan de medio ambiente de la URV, que pretende reducir las emisiones de C02 para el año 2020 en un 20% (respecto el año 2016), además, de la necesidad de reducir las emisiones producidas por el transporte, que se tratan de 71 %. El hecho de incentivar el transporte público de una forma efectiva, provocaría una reducción considerable de emisiones de C02 y NOx. Una rebaja de las tarifas implicaría que un 91% de estudiantes utilizan más el transporte público ATM.

Por estas razones, CREUP apoya las reivindicaciones que el Consell d’Estudiants de la Universitat Rovira i Virgili sobre este tema:

  • Puntos de recarga en todos los campus universitarios de la URV donde poder realizar la tarjeta ATM – URVy/o recargarla. Como por ejemplo, los CRAI o al Servicios de Copistería.
  • Tarifa más económica. La tarifa es excesiva. Deben contribuir más instituciones públicas en la aportación económica para este descuento.
    Ayuntamientos, Consejos Comarcales y Generalitat también deben colaborar.
  • La tarjeta URV realmente debe cubrir esta necesidad básica, como el transporte, como hacen muchas otras universidades.
  • Mejorarla frecuencia en las líneas Estación de tren – Campus universitarios.
  • Creación de becas transporte gestionadas y operadas por la URV.

Diligencia de la Secretaría Ejecutiva que hace constar que el presente documento fue aprobado en la 63 Asamblea General Ordinaria celebrada el día 23 de noviembre de 2018, con visto bueno de presidencia.