Resolución sobre los Presupuestos Generales del Estado 2018

22/04/2018

Resoluciones

VIGENTE

Aunque la financiación destinada a Educación se haya incrementado un 3%, la situación de la Universidad Pública sigue siendo muy precaria, puesto que el dinero dado sigue sin ser suficiente para que se afronten los diferentes gastos que pueden tener las universidades.

Si bien es cierto que el presupuesto ha subido, vemos como no es posible llevar adelante una dinámica correcta de becas, puesto que son muchísimos los y las estudiantes que la piden año a año puesto que, con los precios extremadamente altos de las tasas universitarias, una gran parte del estudiantado no puede pagar íntegramente la cuantía de su matrícula.

Tras tener conocimiento de los PGE, la partida presupuestaria para educación y, especialmente, para becas, no se corresponde con lo ya exigido por el posicionamiento de CREUP, aprobado en la 21ª Asamblea General celebrada en la Universidad Complutense de Madrid (el pasado 13 de 2017), en el que se pedía, entre otras reivindicaciones, la total gratuidad de la Universidad Pública. Esto garantizaría que cualquier persona independientemente de su posición social y sus posibilidades económicas entrara en la universidad.

Atendiendo a la situación de las becas a nivel general, se sigue sin dar una respuesta adecuada a los gastos que rodean a la matrícula universitaria. Los libros, apuntes o movilidad (entre otras cosas) siguen siendo costes que el estudiantado y sus familias tienen que resolver. Costes que, muchas veces, expulsan a los estudiantes de la Universidad Pública.

La partida presupuestaria de las becas de excelencia servirá para condecorar a los y las estudiantes de la Universidad Pública, pero también de la Universidad Privada, haciendo así que estudiantes que no pertenecen a la educación pública consigan financiación estatal, dando un beneficio indirecto a la educación privada.

El hecho de que no se dé una partida presupuestaria en Educación lo suficientemente importante, hace que las universidades tengan que buscar financiación privada, lo que hace que diferentes empresas entren en la educación pública y ganen peso dentro de la Universidad, dando la posibilidad de que infieran en la formación de cada estudiante de acuerdo con sus intereses.

Por ello, solicitamos que todos los Consejos y Delegaciones que forman parte de CREUP muestran una postura de denuncia contra esta acción del MECD y todas las reformas y leyes educativas que han supuesto y suponen día a día la expulsión de miles de estudiantes de la Educación Pública.


Diligencia de la Secretaría Ejecutiva que hace constar que el presente documento fue aprobado en la 62 Asamblea General Ordinaria celebrada el día 22 de abril de 2018, con visto bueno de presidencia.